jueves, 24 de abril de 2014



La convocatoria de jueves de Juan Carlos, el tema PERSONAS, para tal fín me quedé con la foto de la muchacha, a ver que me sale...adoro esas imágenes.

   La buscaban por toda la casa, la llamaban por su nombre-¡Adelaaaaaaaaa!- la llamaban por su apodo-¡Mumiiiiiiiiiiiiiiii!-y nada, no aparecia la joven por ningún lado, la madre retorcía su pañuelito de seda de tanto nervio.-Disculpe Doctor, ella no suele desaparecer así como así, no crea que es una niña caprichosa-se excusaba la mujer frente a un cuarentón con alquitranado bigote-No se preocupe doña Aurora,cuando sea mi esposa se comportará como una se-ño-ra, andará de-re-chi-ta...
     Esto último no le causó buena impresión a la nerviosa madre de Adela por lo que bajo un pretexto tonto dejó solo en la salita de estar al mencionado doctor.
    Adela seguía oculta en la habitación de la cocinera, la madre lo sabía por eso entró como tromba al cuarto-salí de ahí Mumi-muy despacio una adolescente bellísima asoma sus despeinados bucles,los cuales enmarcan un rosstro aún infantil-me dijiste ¿Mumi?-le pregunta asombradísima a su madre mientras corre a abrazarla-Desde que papá nos dejó que no me llamabas así mamá-Aurora la abraza muy fuerte y le pide perdón-¿perdonarte por qué mamá?- por tonta hija, por ser una tonta y querer asegurar tu futuro sin medir tus sentimientos-Hoy entendí que sos una joven valiente y que no necesitás de un hombre para salir adelante,entendí que para crecer debés equivocarte, caerte y levantarte, entendí de que mi mala experiencia no tiene porque ser el preludio de la tuya-
     Aurora y Adela salen de la habitación de la cocinera, que a esa altura era un mar de lágrimas de lo contenta que se sentía sabiendo que Aurora al fín desistiría de casar a su única hija con un hombre a quien ni conocían, se alegró de saber que Adela o Mumi seguiría disfrutando de su juventud rodeada del amor de su mamá, sus amigos y compañeras del liceo de señoritas.Adela seguiría fiel a su corazón que nació libre, y ella era la única que decidiría a quien le entregaría algún día la llave que podrá abrir esa maravilla que late dentro del pecho...
      Esto que les cuento, no lo divulguen,no se que fue del doctor, de la cocinera se que vivió siempre en casa de Aurora, pero como amiga, ya no cocinaba, ¿y Adela?, ¿qué les puedo decir?, ella es quien me está dictando palabra por palabra, ahora los dejo,debo peinarle su blanco cabello, darle su sopita y hacerle compania hasta que el sueño la lleve a lugares que sólo Mumi o Adela,pueden llegar...



20 comentarios:

  1. Muy tierna historia que me ha encantado leer!
    =)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Neo,hoy leeré las más que pueda,muero por leer tu historia,un abrazote!!

    ResponderEliminar
  3. Como lo delató esa frase desagradable. Adecuada la reacción de la madre de Adela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exsacto Demi, fue un insulto a la inteligencia de la madre,quien se retractó a tiempo, gracias por el comentario, un abrazo!!

      Eliminar
  4. Elegimos la misma imagen! Pero una historia diferente, aunque creo que en algo coincidimos, le dimos al personaje espíritu de libertad.
    Me imagino aquellas épocas de matrimonios pactados... uffff! qué difícil debe haber sido, sobre todo para jovencitas con padres intransigentes.
    Este no fue el caso de Adela. Por suerte, puede dictar su historia con tranquilidad y satisfacción. Muy tierno relato Susana! Un gusto leerte!
    (no sé por qué no me salen tus actualizaciones!) :(
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen me "llamó" ,como apasionada de la libertad, pretendi "hacerle" justicia al personaje de Adela.En un rato leo vuestras producciones,un abrazo y gracias por leerme.(sobre las actualizaciones, seguramente debo estar haciendo algo mal,me falta cancha con el blog jajaja)

      Eliminar
  5. No te tires para abajo que tu historia estuvo muy buena Susana, gusto por leerte!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la apreciación Lao,que bueno que te gusto mi historia,un abrazo grande!!

      Eliminar
  6. En una época en la que se supone que en los enlaces matrimoniales primaba el interés, la madre supo anteponer la felicidad de su hija al machismo que intuía tras la frasecita del doctor. Ella, ya anciana, lo rememora para la persona que la cuida y la mima.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es hermosa la propuesta de Juan Carlos,el disparador de la imagen fue poderoso,gracias por tu comentario Pepe,un gran abrazo.

      Eliminar
  7. Que feo que debía de ser que a una le elijan con quien debe compartir su vida. Por suerte Adela tuvo una madre contemplativa y el bigotudo doctor dijo cosas que alertaron a Aurora.
    Una historia muy bien contada y me enterneció el final.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que te gustó la historia,intenté no hacerla muy dramática,sólo quise destacar la libertad por sobretodo y el amor maternal.Gracias por tus palabras!! besotes

      Eliminar
  8. Una bonita historia con ese último párrafo que me ha encantado, dando verosimilitud al relato y vida a esa maravillosa Mumi.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Carlos por tan hermosa propuesta,esa imagen sinceramente me elijió a mí, a partir de eso me dejé llevar por los personajes,un abrazote y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  9. ¡Que ternura! resulta emocionante encontrar vida detrás de las imágenes, y ¡que vidas por cierto!
    Mi abuela se llamaba Adela, y era muy como la de la foto...
    Te mando un abrazo cariñoso Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué hermosa coincidencia compañera, me alegro además que te haya gustado la historia,un abrazote y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  10. Todo un alegato a la libertad de elección y a la resistencia a aceptar comportamientos en los que solo juegan los intereses de terceros.
    Bien podría llamarse Adela, su nombre y su integridad se vislumbran en le imagen.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que observación detallada Alfredo, muchas gracias, que bueno que te gustó, un abrazo!!

      Eliminar
  11. Adela se escondió en la habitación de la cocinera... Debía imaginar que su madre entraría en razón... Me alegro por ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo tu comentario Auxi, muchas gracias, siempre me gusta que prime la libertad,un abrazo!!

      Eliminar